El 'bumping', un método para abrir cerraduras sin dejar huella

620 88 59 29
El 'bumping', un método para abrir cerraduras sin dejar huella

Las compañías aseguradoras y las autoridades policiales comienzan a dar señales de preocupación en un tema sobre el que ya los cerrajeros de Santiago de Compostela y de otros muchos puntos de España llevamos alertando desde hace tiempo: el incremento de los robos por el método bumping. Este método es conocido, y utilizado, por los cerrajeros de todo el mundo para abrir las cerraduras de los modelos más clásicos.

Basta con introducir en la cerradura una llave cuyos dientes han sido tallados hasta la posición más baja, girarla hasta que encuentre resistencia, y golpearla levemente en la parte anterior al tiempo que se fuerza el giro. Los pistones que impiden el giro, como resultado del impacto, liberan el giro del bombín durante una fracción de segundo, suficiente para que el ladrón pueda abrir cómodamente la puerta. De hecho es una técnica que desde hace años utilizamos los cerrajeros de Santiago de Compostela cuando nos avisan para que abramos una cerradura sencilla porque alguien se ha dejado las llaves dentro.

Es un método que no daña la cerradura ni tampoco deja prácticamente ninguna huella de su manipulación, detalle que algunas compañías de seguros aprovechan para cuestionar la existencia del robo o para alegar que la cerradura no era de seguridad y, por lo tanto, no están obligadas a abonar las primas contratadas. Diferentes estudios calculan que entre el 70 y el 80% de las cerraduras de nuestros hogares pueden abrirse con el método bumping.

En la Cerrajería Conxo disponemos de diferentes modelos de cerraduras antibumping adaptables a todo tipo de puertas.